Búsqueda sin caducidad

11 05 2012

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Gonzalo Ortuño López

Fotos: Lucía Vergara

Un sol prepotente asoma sus rayos desde el cielo gris de la Ciudad de México a 300 madres preparadas para marchar. Algunas llevan puestas playeras blancas, sombreros para responder el saludo al astro rey y tapabocas con la pregunta que nadie les ha podido responder: ¿Dónde están?

Todas comparten la misma ausencia: hijas e hijos que fueron arrebatados del mundo y que hoy están desaparecidos.

Vienen desde Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Zacatecas, Tamaulipas, Estado de México, Durango, San Luis Potosí, Jalisco y Guanajuato. No llegaron solas, los padres, hermanos, hermanas, hijos, hijas y defensores de derechos humanos, nutrieron al grupo que organizó la Marcha de la Dignidad Nacional. Eligieron a la mole que funge de monumento a la Revolución como punto de inicio.

A primera vista, parece que tienen pena, las consignas son suaves, sólo las gritan algunas señoras  y no contagian al resto de las gargantas. Avanzan 100 metros y notan las miradas de los curiosos desde las banquetas y los balcones, alzan las pancartas con las fotos de sus familiares. Los dirigentes dan una señal y  estalla el clamor con ayuda de los megáfonos: “¡¿Dónde están, dónde están, nuestros hijos, nuestras hijas dónde están?!”

Lee el resto de esta entrada »