Organizaciones de México e Italia suman esfuerzos para la prevención social de la violencia

24 04 2013

IMG_0116Boletín

La Red Líbera, nombres y números contra las mafias de Italia, arrancaron este martes los trabajos de la Misión en México “Giramondi, de la Memoria y del Compromiso”, un esfuerzo conjunto para impulsar la lucha por la paz en el marco de la prevención social a la delincuencia y de los derechos humanos, que tiene como eje estratégico la conformación de la Red Retoño para la prevención social de la delincuencia de México, conformada por jóvenes, niños, mujeres, periodistas y migrantes.

Según explicó en rueda de prensa Carlos Cruz, director de Cauce Ciudadano AC y coordinador de la Red Retoño, son ocho jóvenes italianos quienes vienen a participar en acciones de prevención social en zonas de alta marginación, como son talleres de educación para la vida y la difusión del arte como motor de transformación social, orientados por colegas mexicanos.

En el evento realizado este martes en la Casa de Cultura Reyes Heroles, participaron también Tonio Dell´Olio, y Stefano Fumarulo, de Líbera Internacional; Claudia Cruz, referente de Libera en México y directora del Instituto de Acción Ciudadana para la Justicia y la Democracia AC y Paolo Pagliai, de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Tonio Dell´Olio destacó la relación fraternal entre las asociaciones de México e Italia, donde su experiencia con la mafia les ha mostrado que “no se puede combatir solo con la lucha represiva, sino con trabajo desde abajo”, por lo que urgió a reforzar la cultura de la legalidad para mejorar la situación de seguridad pública.

Uno de los problemas más graves que identificaron, tanto en México como en Italia, es la falta de memoria y compromiso de la ciudadanía, por lo que es crucial para esta campaña el trabajo con los jóvenes, para vincular la historia con el presente y así dispongan de mejores herramientas para trabajar por la paz.

Otro pilar de la estrategia es mantener una relación constante con los familiares de las víctimas, para mantener su memoria y exigir justicia “pues olvidarlos sería como asesinarlos de nuevo”.

Explicó Dell´Olio que la mafia no es un fenómeno solo italiano o mexicano, sino global, potenciado por las crisis financieras y las políticas mundiales, por lo que las acciones aisladas en cada país estarán destinadas al fracaso mientras no se articulen en una red planetaria.

Además falta sumar a distintos sectores sociales, pues aclaró que la mafia no es solo criminalidad, sino todo un sistema que se alimenta de corrupción, coberturas, silencio y conexiones con el mundo político, económico y periodístico.

Otro factor a tomar en cuenta es el cultural, pues distinguió entre mafia y mafiosidad. La primera alude al crimen, la corrupción y otros delitos, mientras que la segunda se refiere a una mentalidad tolerante con la cultura criminal, presente en amplios sectores de las sociedades.

Es por eso que durante los diez días que durará la misión en México, se sostendrán encuentros con universitarios mexicanos,  organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos,  periodistas, familiares de víctimas de la violencia y diputados federales.





Presentación de Entre las cenizas en Cuernavaca

25 03 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Lucía Vergara

Palabras de Daniela Pastrana, al presentar el libro y proyecto multimedia Entre las Cenizas. Historias de vida en tiempos de muerte en el Zócalo de la ciudad de Cuernavaca, Morelos. 23 de marzo de 2013.

Buenas tardes,

Quiero compartir con ustedes algo que escribí el último día de 2012, después de 20 meses de caminar con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y que creo que resume bien la génesis de este proyecto que venimos a presentarles:

El mensaje de Lucía y Gonzalo, mis queridos alumnos y becarios de Periodistas de a Pie, llegó a mi celular pasadas las 2 de la tarde, mientras caminaba por la calle de Medellín rumbo a la Ventanita, mi café favorito: “Dani, parece que mataron a Don Nepo”. Sentí un mareo y algo parecido a un calambre en el pecho, del lado izquierdo, como una comprobación empírica de que el corazón sí siente. A mi cerebro llegó la imagen de Nepo, dos semanas atrás. Yo salía de la oficina tarde y apurada, con ganas de llegar a mi casa. Él estaba en la sala de juntas de Cencos, junto a la puerta, en una reunión que apenas empezaba. Me detuve dudando. Quería preguntarle detalles sobre una confusa información que habíamos recibido sobre su hijo. Nepo volteó a verme y me sonrió. Nos despedimos con la mano y me fui a casa, pensando en preguntarle después. Ya no pude hacerlo y ese lunes 28 de noviembre sentí una inmensa culpa. Hablé con los chicos. “¿Está confirmado?”, pregunté, presintiendo la respuesta. “Sí, estamos en Serapaz y lo acaban de informar”, me dijo Gonzalo, con una voz tan triste, que por primera vez pensé si no era demasiado cruel llevar a estudiantes de 20 años a conocer esta guerra. Pero no había tiempo para esas preguntas. Teníamos que rescatar la entrevista que le habíamos hecho a Nepo en la caravana del sur y subirla a la página. Hablé a casa, para avisar que llegaría más tarde (y también, como siempre, para desahogarme). Luego avisé a mis amigas y cómplices en la cobertura de víctimas. Llegué al café y pedí un expreso doble. Y ahí, para sorpresa del joven sonriente que siempre me atiende, me senté a llorar.

* * * Lee el resto de esta entrada »





4 02 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Gonzalo Ortuño López

Fotografías: Prometeo Lucero, Daniel Gershenson y Alejandro Meléndez

“Este libro nos dice cómo cubrir el sinsentido de esta situación (Guerra contra la delincuencia organizada)  y cómo vencer la indolencia y establecer una empatía con la gente que está sufriendo, algo que no es difícil de entender pero sí difícil de lograr” dijo Luis Villoro en la sala Digna Ochoa de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, casi repleta, en la presentación del libro Entre la cenizas. Historias de vida en tiempos de muerte , diez relatos de mujeres y hombres que resistieron a la violencia y han generado esperanza en medio del caos.

El escritor y periodista insistió en la importancia de un libro que honra a la memoria y a la crónica para sensibilizar a una sociedad indolente y para conocer más a cerca de las personas que mueren  en el contexto de la llamada guerra contra la delincuencia.

“No son daños colaterales, son destinos. Conocemos poco de la gente que muere. La noticia no es la sangre sino la vida que se pierde con la sangre”.

Las coordinadoras del libro, Marcela Turati y Daniela Rea; las protagonistas de dos historias: Diana Iris García, madre integrante de FUNDEM (Fuerzas Unidos por Nuestros Desaparecidos en México) y Norma Romero, integrante del grupo de mujeres “Las Patronas” y la fotógrafa Mónica González comentaron también el proyecto editorial y multimedia encabezado por la red de Periodistas de a Pie.

Las razones por las que empezó este trabajo las mencionó Marcela Turati, periodista y fundadora de la Red de Periodistas de a Pie, quien decidió junto con sus compañeras dejar de contar las historias desde la clave del horror pero sin pintar los finales de rosa, mostrar los ejemplos de amor cotidiano que aguantaron los embates de la violencia. “Nuestro tema iba a ser la pobreza pero se nos atravesó el sexenio de Calderón y el país nos cambio a todos. Decidimos no dejarle a los hacedores de guerra toda la cobertura”.

La periodista y autora Daniela Rea describió brevemente el esfuerzo de cada colega para la conformación del libro y pidió un aplauso tanto para los diez periodistas que escribieron las historias como para los protagonistas presentes de quienes dijo: “hacen en cada gesto un acto de vida”.

Norma Romero quien junto con las mujeres de su familia no se ha cansado en 15 años de darle una botella de agua, un pan, arroz o frijoles a alguno de los miles de migrantes que viajan sobre el lomo del tren conocido como la bestia, dijo que “es más fácil juzgar al ser humano que ayudarlo. Hoy no es sólo darle de comer a los migrantes, es también ser solidarias con las madres de los migrantes desaparecidos. Claro que si podemos cambiar al mundo si todos nos juntamos, es momento de hablar y trabajar en equipo porque este México no es solamente del gobierno es de todos nosotros”.

Diana Iris García, madre de Daniel Cantú, lleva 5 años 11 meses y 5 días de búsqueda incansable por su hijo desaparecido en Coahuila. Sin embargo hoy ya venció el miedo que la paralizó al inicio de su batalla. “He aprendido a alimentar mi esperanza, duele la ausencia a cada instante, pero he logrado fortaleza que les confieso me sorprende. Es un dolor transformado en fuerza, en indignación para buscar a nuestros hijos. No he conocido la justicia porque está cautiva.  Desde mi punto de vista la tenemos que construir, como si fuera un edificio poniendo los ladrillos necesarios” aseguró Diana ya con sonrisa en lugar de lágrimas y con ternura contagiosa más que angustia.

Lee el resto de esta entrada »





16 01 2013

 

Por Estefanía Camacho

“Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal, porque me mató tan mal, y seguí cantando.”

-Mercedes Sosa, “La Cigarra”.

“Que Dios lo perdone”, dice Guadalupe Vázquez, sobreviviente de la masacre de Acteal al preguntarle sobre el ex presidente Ernesto Zedillo. Con lágrimas sobre el rostro está parada frente la tumba de su hermano Manuel que apenas murió el 10 de noviembre del 2012.

El camino a Acteal recorre un valle fértil que brilla por la lluvia que cayó durante todo el día anterior y ahora lo alumbra el sol. No hay ni un solo rincón del paisaje chiapaneco que no esté lleno de una alfombra de pasto que parece un terso fieltro verde. Aunque los Altos de Chiapas, Chenalhó no alcance luz de sol.IMG_8493

Guadalupe tenía cinco hermanos vivos hasta ese noviembre: dos hermanas, un hermano llamado Juan y otro Manuel. Tenía otras cinco hermanas más que fueron asesinadas a manos de grupos paramilitares ese 22 de diciembre de 1997 en la ermita donde rezaban sus padres también. Una tenía cinco años y otra, ocho meses.

Otras 40 personas fueron asesinadas mientras oraban por paz. Hombres armados acribillaron indiscriminadamente en esa mañana lluviosa. Un día después los velaron y el día que se celebra Noche Buena los enterraron.

Es por ellos, por quienes Guadalupe de 26 años realiza la tradición de subir en conjunto un sendero que la lleva a la ermita y a la iglesia. Una edificación vieja y blanca, un tanto mal pintada que hoy tiene dos estandartes en cada lado, una es blanca y dice “PAZ” y del otro lado está una bandera de México.

Durante el recorrido, la gente va en silencio. Mujeres tzotziles y tzeltales en su mayoría cargan unas cruces negras con los nombres y edades de los difuntos. Hay una banda que empieza a tocar música regional al momento de partir.

Como una canción de Mercedes Sosa, es una triste fotografía, pero que aún con penas, el pueblo hace música. Los niños juegan y corren, también ríen y el sonido de sus risas llena el vacío silencioso. Hay niños menores de 10 años que están conscientes de la razón por la que caminan.IMG_8605 Lee el resto de esta entrada »





Entre las cenizas: un libro que puede salvar vidas

6 12 2012

Por Gonzalo Ortuño

“Yo no se si los libros salvan vidas pero si alguno puede hacerlo es éste” dijo Cristina Rivera Garza al presentar el libro Entre las cenizas, historias de vida en tiempos de muerte,  que recupera diez historias de hombres y mujeres que se organizaron para hacerle frente a la violencia desatada durante la guerra contra la delincuencia organizada.

Rivera Garza, autora del prólogo, calificó al libro editado por Marcela Turati y Daniela Rea como el más importante de la Feria Internacional del Libro 2012 porque utiliza la crónica como poesía documental contemporánea para describir el horror y al mismo tiempo, la vida.

Fotografía: José Manuel Jiménez

Fotografía: José Manuel Jiménez

“Este no es un libro más del narco” dijo con voz partida Marcela Turati, “los protagonista no son sicarios, ni los gobernantes, ni el discurso de la guerra, son las víctimas que pese a su dolor tuvieron que aplicarse un torniquete, se sacudieron el miedo para recuperar su vida, recuperar el país y recuperar un hijo”.

En palabras de las editoras, el libro busca saldar deudas con la cobertura periodística y ensayar el periodismo de esperanza. “El sexenio no merece ser contado sólo desde la sangre y el horror, sino desde la resistencia de la víctimas, pero no queremos que se piense que este es un libro rosa con final feliz, las madres de los desaparecidos aún no encuentran a sus hijos” explicó Turati.

La periodista Daniela Rea pidió un aplauso para los diez periodistas que escribieron las historias y describió bocetos de cada texto. “Estábamos acostumbrados a ver las cosas entre buenos y malos, en claro y obscuro. Pero el libro nos invita a mirar al otro, a ver que los protagonistas hacen en cada gesto un acto de vida”.

Reporteros gráficos complementaron el libro con un proyecto multimedia en la página de Periodistas de a Pie, y en la presentación se hicieron presentes en la voz de Mónica González, quien aseguró que “éste es un trabajo colectivo para quienes nos resguardamos bajo un templete  y pasamos de la fotonarrativa a crear otro discurso para un proyecto distinto”.

Fotografía: José Manuel Jiménez

Fotografía: José Manuel Jiménez

La lágrimas de las presentadoras contagiaron al público y quienes lograron alzar la voz fue para felicitar a las y los autores, para agradecer su aportación y hasta para exigir justicia.  Así se presentó, en palabras de Cristina Rivera Garza, uno de los mejores libros de historia en México, contado desde abajo.





El veto a Ley General de Víctimas, ¿la última traición de Felipe Calderón?

8 07 2012

La Ley General de Víctimas sería el primer paso del gobierno calderonista para reivindicar a las víctimas inocentes de la delincuencia organizada y la guerra militarizada contra el narcotráfico. Sin embargo, el proyecto elaborado por juristas, académicos e integrantes del Movimiento por la Paz que encabeza Javier Sicilia se topó con un obstáculo: el propio Felipe Calderón. Por eso Sicilia lo acusa de traición a su palabra y a la Constitución, mientras que el defensor de derechos humanos Edgar Cortez advierte que con esa maniobra el mandatario saliente libró también a Enrique Peña Nieto de esa deuda del Estado mexicano.

Por Marcela Turati
El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad señala la emergencia: si en este momento no se publica la Ley General de Víctimas (LGV) que la Presidencia “vetó”, el Estado no se responsabilizará por los daños de la guerra contra el narcotráfico y quedarán al garete los 70 mil muertos, los 20 mil desaparecidos, los cientos de miles de desplazados, los miles de huérfanos, viudas, heridos, familias rotas y comunidades sin paz.




Entrevista a Javier Sicilia

8 07 2012

Por Daniela Rea

Javier Sicilia reconoce que le hubiera gustado ver triunfar a Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio. El tabasqueño, dice, es el único de los candidatos que ha tocado el corazón de la miseria del País.

Aún así, no se arrepiente de haber anulado su voto y haberlo declarado abiertamente, gesto que fue leído por muchos como el llamado a imitarlo y que le costó reproches de la izquierda.

“Le pedí a Andrés Manuel que abrazara la causa de las víctimas y no lo hizo. Si lo hubiera hecho, estaría con él, pero fueron demasiadas presiones y yo no trabajo con relaciones de subordinación”, señala en entrevista.

Tras la derrota en un proceso electoral viciado, considera el poeta, López Obrador debe utilizar el respaldo ciudadano para promover reformas estructurales que acoten el poder político y no entramparse en disputar la Presidencia.

“Hay mucho qué hacer: retomar a las víctimas, buscar reformas para dar el poder a la gente. Andrés Manuel tiene mucha inteligencia para eso, conoce a fondo el corazón del País. Espero eso, no que dispute la Presidencia, espero que sea el gran líder social que es y que esté a la altura de ese liderazgo y no nos pierda, ni se pierda en una lucha, tensando al País en algo que no va a prosperar”, apunta. Lee el resto de esta entrada »