Jornada periodistas mx en Xalapa

30 04 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios




UN DÍA POR EL PERIODISMO. JORNADA DE DEFENSA POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

25 04 2013

Este  domingo, se cumple un año del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, tragedia a la que se agregó el asesinato y la desaparición de varios periodistas en este mismo estado en menos de tres meses, convirtiendo a esa entidad en el lugar más peligroso para ejercer el periodismo. Los verdaderos culpables siguen libres. Los gobernantes reciben premios por perpetuar la impunidad.

Los periodistas en todo el país estamos bajo acecho. En los primeros cuatro meses de este año, al menos un periodista fue asesinado, otro más está desaparecido, cuatro medios de comunicación fueron atacados y una organización dedicada a la defensa de los periodistas fue amenazada. Cada día se suman denuncias de periodistas perseguido judicialmente por difamación o presunto daño moral, agredidos por policías, acosados por el crimen organizado, despedidos por no seguir “la línea” oficial, criminalizados por funcionarios u obligados a salir de sus estados o del país por la inseguridad para ejercer su trabajo.

Queremos respeto, garantías para nuestro trabajo y justicia. Queremos que funcionen las instituciones dedicadas a la protección de periodistas. No queremos que falte ni uno, ni una más.

Por ello, este domingo 28 de abril, a las 11 horas, en el centro de la ciudad de Xalapa, Veracruz, periodistas, defensores de derechos humanos y ciudadanos solidarios realizaremos un acto conmemorativo para recordar a Regina Martínez, para exigir justicia para todos los casos y para manifestar nuestra solidaridad a los periodistas que todos los días luchan contra el silencio.

Ese mismo día, misma hora, realizaremos una manifestación-espejo afuera de la Secretaría de Gobernación, en la ciudad de México, y de ahí nos dirigiremos a la representación del gobierno de Veracruz.

Convocamos a los colectivos de periodistas de todo México a que en cada entidad realicemos acciones simbólicas a la misma hora: salir a las plazas públicas a protestar, colocar moños negros u ofrendas en las redacciones, pasar lista por los compañeros y compañeras ausentes, apagar teclados y cámaras en señal de protesta.  Porque ¡ni uno, ni una más!

Convocamos: Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de junio, Asociación de Periodistas y Comunicadores de Durango, A.C., Comunicación Integral de la Mujer AC, Colegio de Periodistas y Comunicadores de Chiapas, Los queremos vivos, Periodistas de a Pie, Red Libre de Periodismo de Chihuahua, Red de Periodistas de Juárez, Red de Reporteras de Morelos.  Asociación Mexicana de Derechos a  la Información, Casa de los Derechos de Periodistas,  Centro de Periodismo y  Ética Pública, Centro Nacional de Comunicación Social, Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, México Infórmate, Nuestra Aparente Rendición, Red Nacional  de Organismo Civiles de Derechos Humanos, Todos los Derechos Para Todos,  Propuesta Cívica, Fundación Manuel Buendía , Artículo 19, Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Comité para la Protección de Periodistas, Freedom House,  Reporteros Sin Fronteras.

Correo de contacto para la logística: losqueremosvivos@gmail.com

 





Presentación de Entre las cenizas en Cuernavaca

25 03 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Lucía Vergara

Palabras de Daniela Pastrana, al presentar el libro y proyecto multimedia Entre las Cenizas. Historias de vida en tiempos de muerte en el Zócalo de la ciudad de Cuernavaca, Morelos. 23 de marzo de 2013.

Buenas tardes,

Quiero compartir con ustedes algo que escribí el último día de 2012, después de 20 meses de caminar con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y que creo que resume bien la génesis de este proyecto que venimos a presentarles:

El mensaje de Lucía y Gonzalo, mis queridos alumnos y becarios de Periodistas de a Pie, llegó a mi celular pasadas las 2 de la tarde, mientras caminaba por la calle de Medellín rumbo a la Ventanita, mi café favorito: “Dani, parece que mataron a Don Nepo”. Sentí un mareo y algo parecido a un calambre en el pecho, del lado izquierdo, como una comprobación empírica de que el corazón sí siente. A mi cerebro llegó la imagen de Nepo, dos semanas atrás. Yo salía de la oficina tarde y apurada, con ganas de llegar a mi casa. Él estaba en la sala de juntas de Cencos, junto a la puerta, en una reunión que apenas empezaba. Me detuve dudando. Quería preguntarle detalles sobre una confusa información que habíamos recibido sobre su hijo. Nepo volteó a verme y me sonrió. Nos despedimos con la mano y me fui a casa, pensando en preguntarle después. Ya no pude hacerlo y ese lunes 28 de noviembre sentí una inmensa culpa. Hablé con los chicos. “¿Está confirmado?”, pregunté, presintiendo la respuesta. “Sí, estamos en Serapaz y lo acaban de informar”, me dijo Gonzalo, con una voz tan triste, que por primera vez pensé si no era demasiado cruel llevar a estudiantes de 20 años a conocer esta guerra. Pero no había tiempo para esas preguntas. Teníamos que rescatar la entrevista que le habíamos hecho a Nepo en la caravana del sur y subirla a la página. Hablé a casa, para avisar que llegaría más tarde (y también, como siempre, para desahogarme). Luego avisé a mis amigas y cómplices en la cobertura de víctimas. Llegué al café y pedí un expreso doble. Y ahí, para sorpresa del joven sonriente que siempre me atiende, me senté a llorar.

* * * Lee el resto de esta entrada »





Los retos de la crónica en la era twitter

13 03 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El cronista moderno –dice Julio Villanueva Chang– enciende la luz, permite a la gente entender su entorno. El nuevo paradigma requiere de la crónica un esfuerzo mayor: interpretar la realidad. ¿Cómo hacerlo, cuando la información corre a 140 caracteres? ¿Qué opciones nos presentan los proyectos colectivos? Comentarios sobre el libro Tú y yo coincidimos en esta noche terrible de Nuestra Aparente Rendición.

Por Gonzalo Ortuño

“Twitter no es un buen medio para la crónica porque no hay la posibilidad de desdoblamiento  para el escritor, su esencia es la conversación, la interacción entre ellos”  dijo el periodista e historiador Froylán Enciso.

Una pregunta básica para Enciso, que debería orientar a los periodistas es ¿de dónde viene la crónica? Como un ejercicio de reflexión citó el trabajo de la periodista Susana Rotker en el libro La invención de la crónica, no sólo para entender su evolución como género sino como una herramienta necesaria para relatar los acontecimientos que transformaron al continente americano. Desempolvar nuestro origen.

“Debemos revalorar de dónde venimos, desempolvar nuestra estirpe. En los encuentros de cronistas es penoso que mencionen el `nuevo periodismo estadounidense´  cuando la crónica ya tenía aquí por lo menos 500 años” dijo el también egresado del Colegio de México. Comparó el ejercicio de rebuscar la estirpe periodística, como lo primeros cronistas de indias que descubrieron el nuevo mundo y se lo mostraron a quienes vivían en otro. “El cronista es ese ser, de esta estirpe, que trafica las palabras, entre nuevos temas”.

Para la periodista Elia Baltazar a pesar de que es un momento complicado para el periodismo en diferentes aspectos, se debe regresar a las reglas y principios básicos del periodismo porque aunque hay un horizonte de oportunidades “el problema es que no nos enseñaron a ser independientes”.

Mencionó como ejemplo la velocidad con que emergen sitios y medios en España a diferencia de México, donde asegura Baltazar “nos cuesta travestirnos del papel al internet. Es necesario un periodismo no tutelado, mayor de edad, más independiente, menos complaciente con el poder”. Lee el resto de esta entrada »





La crónica ¿ornitorrinco o anfibio?

6 02 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.





4 02 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Gonzalo Ortuño López

Fotografías: Prometeo Lucero, Daniel Gershenson y Alejandro Meléndez

“Este libro nos dice cómo cubrir el sinsentido de esta situación (Guerra contra la delincuencia organizada)  y cómo vencer la indolencia y establecer una empatía con la gente que está sufriendo, algo que no es difícil de entender pero sí difícil de lograr” dijo Luis Villoro en la sala Digna Ochoa de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, casi repleta, en la presentación del libro Entre la cenizas. Historias de vida en tiempos de muerte , diez relatos de mujeres y hombres que resistieron a la violencia y han generado esperanza en medio del caos.

El escritor y periodista insistió en la importancia de un libro que honra a la memoria y a la crónica para sensibilizar a una sociedad indolente y para conocer más a cerca de las personas que mueren  en el contexto de la llamada guerra contra la delincuencia.

“No son daños colaterales, son destinos. Conocemos poco de la gente que muere. La noticia no es la sangre sino la vida que se pierde con la sangre”.

Las coordinadoras del libro, Marcela Turati y Daniela Rea; las protagonistas de dos historias: Diana Iris García, madre integrante de FUNDEM (Fuerzas Unidos por Nuestros Desaparecidos en México) y Norma Romero, integrante del grupo de mujeres “Las Patronas” y la fotógrafa Mónica González comentaron también el proyecto editorial y multimedia encabezado por la red de Periodistas de a Pie.

Las razones por las que empezó este trabajo las mencionó Marcela Turati, periodista y fundadora de la Red de Periodistas de a Pie, quien decidió junto con sus compañeras dejar de contar las historias desde la clave del horror pero sin pintar los finales de rosa, mostrar los ejemplos de amor cotidiano que aguantaron los embates de la violencia. “Nuestro tema iba a ser la pobreza pero se nos atravesó el sexenio de Calderón y el país nos cambio a todos. Decidimos no dejarle a los hacedores de guerra toda la cobertura”.

La periodista y autora Daniela Rea describió brevemente el esfuerzo de cada colega para la conformación del libro y pidió un aplauso tanto para los diez periodistas que escribieron las historias como para los protagonistas presentes de quienes dijo: “hacen en cada gesto un acto de vida”.

Norma Romero quien junto con las mujeres de su familia no se ha cansado en 15 años de darle una botella de agua, un pan, arroz o frijoles a alguno de los miles de migrantes que viajan sobre el lomo del tren conocido como la bestia, dijo que “es más fácil juzgar al ser humano que ayudarlo. Hoy no es sólo darle de comer a los migrantes, es también ser solidarias con las madres de los migrantes desaparecidos. Claro que si podemos cambiar al mundo si todos nos juntamos, es momento de hablar y trabajar en equipo porque este México no es solamente del gobierno es de todos nosotros”.

Diana Iris García, madre de Daniel Cantú, lleva 5 años 11 meses y 5 días de búsqueda incansable por su hijo desaparecido en Coahuila. Sin embargo hoy ya venció el miedo que la paralizó al inicio de su batalla. “He aprendido a alimentar mi esperanza, duele la ausencia a cada instante, pero he logrado fortaleza que les confieso me sorprende. Es un dolor transformado en fuerza, en indignación para buscar a nuestros hijos. No he conocido la justicia porque está cautiva.  Desde mi punto de vista la tenemos que construir, como si fuera un edificio poniendo los ladrillos necesarios” aseguró Diana ya con sonrisa en lugar de lágrimas y con ternura contagiosa más que angustia.

Lee el resto de esta entrada »





Entre las cenizas: un libro que puede salvar vidas

6 12 2012

Por Gonzalo Ortuño

“Yo no se si los libros salvan vidas pero si alguno puede hacerlo es éste” dijo Cristina Rivera Garza al presentar el libro Entre las cenizas, historias de vida en tiempos de muerte,  que recupera diez historias de hombres y mujeres que se organizaron para hacerle frente a la violencia desatada durante la guerra contra la delincuencia organizada.

Rivera Garza, autora del prólogo, calificó al libro editado por Marcela Turati y Daniela Rea como el más importante de la Feria Internacional del Libro 2012 porque utiliza la crónica como poesía documental contemporánea para describir el horror y al mismo tiempo, la vida.

Fotografía: José Manuel Jiménez

Fotografía: José Manuel Jiménez

“Este no es un libro más del narco” dijo con voz partida Marcela Turati, “los protagonista no son sicarios, ni los gobernantes, ni el discurso de la guerra, son las víctimas que pese a su dolor tuvieron que aplicarse un torniquete, se sacudieron el miedo para recuperar su vida, recuperar el país y recuperar un hijo”.

En palabras de las editoras, el libro busca saldar deudas con la cobertura periodística y ensayar el periodismo de esperanza. “El sexenio no merece ser contado sólo desde la sangre y el horror, sino desde la resistencia de la víctimas, pero no queremos que se piense que este es un libro rosa con final feliz, las madres de los desaparecidos aún no encuentran a sus hijos” explicó Turati.

La periodista Daniela Rea pidió un aplauso para los diez periodistas que escribieron las historias y describió bocetos de cada texto. “Estábamos acostumbrados a ver las cosas entre buenos y malos, en claro y obscuro. Pero el libro nos invita a mirar al otro, a ver que los protagonistas hacen en cada gesto un acto de vida”.

Reporteros gráficos complementaron el libro con un proyecto multimedia en la página de Periodistas de a Pie, y en la presentación se hicieron presentes en la voz de Mónica González, quien aseguró que “éste es un trabajo colectivo para quienes nos resguardamos bajo un templete  y pasamos de la fotonarrativa a crear otro discurso para un proyecto distinto”.

Fotografía: José Manuel Jiménez

Fotografía: José Manuel Jiménez

La lágrimas de las presentadoras contagiaron al público y quienes lograron alzar la voz fue para felicitar a las y los autores, para agradecer su aportación y hasta para exigir justicia.  Así se presentó, en palabras de Cristina Rivera Garza, uno de los mejores libros de historia en México, contado desde abajo.