“Con la mano nos reciben con el pie nos sacan”

15 09 2011

“Queremos ir al sur para pedir perdón a nuestros hermanos inmigrantes por todo lo que como mexicanos les hemos hecho” Javier Sicilia, 9 de septiembre 2011, zócalo de la Ciudad de México

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto y Foto: Lucía Vergara

Ixtepec, Oaxaca.- Este es un pueblo ubicado en El Istmo de Tehuantepec, pertenece a la ruta obligada para los migrantes procedentes de Centro y Sudamérica;  es la ante sala entre el sueño de una vida mejor y las oportunidades negadas en su país a estos caminantes del sur.

Se calcula que cada año pasan por México 500 mil inmigrantes.

“Antes la gente del pueblo era quien nos acusaba ante las autoridades, pero gracias a las denuncias, de cómo nos golpeaban y a veces hasta nos asesinaban,  comprendieron que el  peligro no éramos nosotros”, comentó Adonis, migrante guatemalteco.

En el 2008, Adonis intentó llegar a Estados Unidos, cuando llegó a Tabasco, hombres armados abordaron el tren en el que viajaba, apuntaron con un arma su cabeza y a él junto con otros migrantes lo obligaron a que se bajara de la Bestia, como le llaman el  tren que recorre el golfo de México. Con los ojos tapados y las manos amarradas pusieron un teléfono celular frente a él, para forzarlo a hablar con su familia: “Pidieron 5 mil 500 dólares por regresarme con vida”.

Adonis regresó a su país y gracias a un cuñado en junio del 2011 entró una vez más a México con la oportunidad de trabajar en el Albergue de Hermanos del Camino de Ixtepec: “Trabajo para poder pagarle la deuda a mi familia, pero estoy aquí para ayudar a que mis hermanos no sean asesinados.”

Otras personas, en cambio,  llegan a este albergue, ubicado a un costado de las vías del tren con la intención de jamás volver: “¿Quién puede quedarse en un lugar en el que sus ciudadanos te violan y sus autoridades te ignoran?”, dijo Douglas, migrante hondureño que decidió unirse a la Caravana del Sur, como repudio a las autoridades por su falta de eficiencia en protección a migrantes, y en  agradecimiento a ciertas organizaciones por la solidaridad que tienen con los pasantes.

Según la Comisión  de Nacional de los Derechos Humanos y el Centro de investigación en Desarrollo y Asistencia Social en México, de las 12 millones de personas que son víctimas de la trata de personas, 70 por ciento de estas son inmigrantes e indígenas, que en búsqueda de una mejor calidad de vida, salen de sus comunidades a base de engaños y posteriormente son obligados a la explotación sexual, laboral y hasta tráfico de órganos. En la mayoría de estos casos, sus familiares no vuelven a saber de ellos.

 “Por México yo no doy nada, ¿Por qué tendría que darle algo a un país para el cual no existo?, pero por los migrantes que hoy están en esta Caravana doy mi vida”, agregó Douglas.

Durante el acto de bienvenida por parte del pueblo de Juchitán a la Caravana del Sur, el padre Solalinde, recalcó que: “Los de arriba y los de abajo somos iguales” y recordó que en México, sin importar lugar de procedencia, la vulnerabilidad a la violación de derechos humanos es continua: “¿Por qué hay personas matando a migrantes?” – Por pendejos- señaló.

Aunque existen leyes  y programas para la prevención contra el delito de trata de personas, inmigrantes como Douglas y Adonis, acusan que las mismas autoridades no se preocupan por solucionar el problema, las leyes se quedan cortas y el gobierno, con la impunidad, provoca que el  abuso a inmigrantes vaya en aumento.

Douglas lo definió así: “Te reciben con la mano y te sacan con el pie”.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: