‘Nos nos engañemos, no hay paz’

12 09 2011

DANIELA REA/ REFORMA

Acapulco  (11 septiembre 2011).- “Vivimos en una zona de guerra”, dijo la mujer de lentes oscuros que le tapaban la mitad del rostro y que sólo se llamaba V.R. Así, con miedo, marchó. Iba con un grupo de amigas que gritaban a los curiosos, pero no valientes: “No nos engañemos, no hay paz”.

A lo largo de la costera de este puerto antes idílico, unas dos mil personas en un kilómetro de pavimento ocupado respondieron a la convocatoria de la Caravana al Sur para exigir cese a las balas y al terror, pero también al autoengaño que dice desde letreros “Habla bien de Aca”, esa campaña emprendida por gobernantes y empresarios para recuperar al turismo que huyó al ritmo del traca-traca de las AK-47.

De blanco lino, de playeras deportivas, de trajes indígenas.

De sandalias y huaraches. De citas canceladas y tareas pospuestas para marchar por la tarde. Ángela Rodríguez, una abuela de 55 años, dejó a sus nietos encargados con la vecina para acudir. Ellos le ayudaron a pintar el cartel que dice contundente: “Por la paz”, sólo quiere eso. V. R. pospuso la cita médica de su hijo, no urgente, para venir a marchar. Ella es trabajadora del Hospital Donato G. Alarcón, donde hace una semana robaron la lista de trabajadores. Teme que en los próximos días llegue la extorsión como llegó a maestros a quienes se les exige la mitad de su salario y aguinaldo.

Juana Barrientos suspendió una reunión familiar y se trajo a los parientes a la protesta, todos visten la playera de Miguel Ángel, un joven de 19 años que reparaba maquinitas de videojuegos, cuyo cuerpo apareció un día con 4 balazos encerrado en una cajuela. Fernando Vargas, presidente de Coparmex, adelantó el cierre de las revistas que maneja y marchó con su familia. “Cuando logremos todos caminar juntos, más allá de nuestros desencuentros, anticiparnos a que no haya una sola víctima entre nosotros, entonces esto cambiará”, dijo.

Frente al mar, bajo un sol que suavizaba, los acapulqueños que marcharon repudiaron la guerra. Esa cuyas balas arrebataron a Edith López a su hijo y esposo cuando se topó con militares rumbo a un paseo playero. Esa que a otra mujer le quitó a su hijo desaparecido y, desde entonces, también oculta su nombre por temor a venganzas. Esa guerra que a Lourdes García le dejó el cuerpo impregnado del olor a pólvora, pero también el miedo a quedarse de brazos cruzados esperando encontrarse a mitad de otra balacera.

Con coraje y gritos desgarrados, víctimas y no, exigieron “salir en paz”, “ir a a la escuela sin miedo”, “recuperar nuestro puerto”. Y los hoteleros respondieron con la solidaridad de dar hospedaje gratuito a la Caravana en cuatro hoteles sencillos.

Este día que los acapulqueños marcharon por la paz, 8 personas fueron asesinadas.

Impunidad añeja

El día comenzó en la capital guerrerense, donde organizaciones locales hicieron cooperacha para ofrecer cena, desayuno y lonche a la Caravana. El parque La Alameda tenía a un par de centenares de personas listas para iniciar la marcha por las calles del centro, hasta llegar al zócalo.

Había indígenas que bajaron de la Sierra de Guerrero, maestros, algunas familias, estudiantes, taxistas y choferes de camiones urbanos que robaron unas horas a su día para marchar en la manifestación más grande registrada contra la violencia en esa ciudad.

Eran unas mil personas, pero hasta entonces, nunca el repudio a la violencia actual había tenido tal convocatoria, según lugareños. Ni por los desaparecidos, ni contra el asesinato del diputado Armando Chavarría, presidente del Congreso local, ocurrido hace un par de años, cuyo homicidio permanece impune.

En la plaza de Chilpancingo se escucharon historias de violencia tan añejas, pero tan impunes como las actuales. Tita Radilla, emblema de la lucha social en estas tierras calientes, contó cómo hay madres que murieron buscando a sus hijos, desaparecidos de la Guerra sucia; la escucharon madres de hijos recién desaparecidos como María Herrera Magdaleno, quien lleva un par de años en la búsqueda de sus 4 muchachos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: